El desafío con las baterías AGM es gestionar la acumulación de sulfato en las placas internas. Esta acumulación de sulfato en las placas es un efecto secundario natural de la descarga de la batería, pero sacar ese sulfato de las placas y devolverlo a la solución de electrolitos es un aspecto que a menudo se pasa por alto en el manejo de la batería. Si el sulfato no se elimina regularmente de las placas, endurecerá y reducirá el área conductiva de las placas, lo que reducirá la capacidad de la batería.

Para eliminar el sulfato, la batería debe estar completamente cargada. Pero, si la batería está sobrecargada, el electrolito hervirá. Se debe mantener un equilibrio cuidadoso para obtener la vida más útil de su banco de baterías. Un controlador de carga bien ajustado puede regular automáticamente el ciclo de carga de sus baterías.

Todos los sistemas instalados por Elementz Energy están ajustados específicamente para optimizar su banco de baterías.